Home Salud & Bienestar Ayudando a sanar a mi hijo de las alergias y el asma bronquial

Ayudando a sanar a mi hijo de las alergias y el asma bronquial

written by Evelyn Herrera Toro 30 Agosto, 2017
Niño jugando con avión de papel

En Chile, se han incrementado considerablemente las enfermedades respiratorias, registrándose los mayores aumentos en los meses de Junio y Julio (fines de otoño e inicio de invierno) y decretando alertas sanitarias en algunas regiones del país.

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) son padecimientos infecciosos que tienen una evolución menor a 15 días y se presentan como  bronquitis, virus sincicial, neumonitis, bronco-neumonias y neumonías, entre otras. Estas afectan a los más pequeños de la casa, desde los bebés de 0 meses hasta los niños de 5 años, quienes tienen mayor riesgo, siendo incluso, consideradas enfermedades mortales para ellos.

No soy especialista en el área, pero sí me ha tocado convivir en varias oportunidades con estas enfermedades. A los 5 meses de vida, nuestro hijo sufrió su primer cuadro de virus sincicial. Posteriormente, cuando ingresó al Jardín estos cuadros se agudizaron. Él siempre tenía una tos “fea” principalmente cuando lloraba.  Los primeros diagnósticos indicaron que se trataba de  alergias. Al cumplir los dos años, ingresó al Jardín, solo soportó bien el primer mes, de abril en adelante se desató nuestra pesadilla, no existían los resfríos, sólo bronquitis,  así pasamos el invierno, intentando encontrar soluciones, consultando cuanto médico nos recomendaron, broncopulmonar, Otorrino, medicina general, etc, pero nada ni nadie nos ayudaba a solucionar el problema, solo la llegada de la primavera nos permitió relajarnos.

Partimos nuestro segundo año en el jardín, y teniendo en cuenta los antecedentes del año anterior, preparamos un plan de contingencia con el médico, y le recetaron vitaminas y vacunas orales “naturales” para mejorar su sistema inmune, pero no fue suficiente. Nuevamente las bronquitis fueron inhabilitando a nuestro pequeño. Fue así como médico broncopulmonar, y comenzamos un tratamiento nuevo, menos invasivo y asumimos la enfermedad como un ASMA BRONQUIAL. Pasaron los meses y la tos no dejaba a nuestro pequeño y nuevamente llegamos a usar los antibióticos.

Como resultado de todos estos episodios y crisis de salud del niño, terminamos usando otros caminos, unos caminos menos convencionales, y retomando un poco lo natural y fue así como decidimos realizar un tratamiento holístico. Lo cierto es que recurrimos a una medicina alternativa que está relacionada con la lectura y limpieza de nuestra aura, trabaja las enfermedades, miedos, emociones, sin intervención de medicamentos; solo limpiando chakras y sus conductos, de manera que se encuentre nuevamente el equilibrio.

¿Te has preguntado por qué los médicos nos dicen: “los niños después de los 7 años se ponen firmes y mejoran”?, pues en términos médicos tiene su explicación, madurez de los órganos y sistema inmune. En términos de esta terapia los niños dejan de estar en el aura de la mamá. Entonces comprendí que por la edad de él, estábamos conectados y yo podía estar afectando a mi hijo. Así es, aunque suene extraño o incluso doloroso, como lo fue para mí, a veces nosotras mismas causamos problemas en la salud de nuestros pequeños, siempre nos dicen que los bebés absorben nuestra energía y ánimo, es cierto, y así pasó con nosotros, más que tratar a mi hijo, debía tratarme yo para que él estuviera mejor de salud, ya que el vive en nuestra aura, y por lo tanto vive nuestras emociones.

Nuestra terapeuta lee el aura y ayuda a sacar las energías que uno está dispuesto a eliminar. Yo debo realizar la terapia en forma presencial una vez por semana y él lo hace a distancia, por ser pequeño, llevamos casi dos meses de tratamiento y los resultados han sido muy favorables,  mi pequeño pasó de bronquitis a resfriados simples, que se pueden superar con remedios caseros, sin que tenga que tomar antibióticos. En mi caso, regresó la certeza y el querer escuchar tu interior, y además he podido encontrar mayor equilibrio, permitiendo  afrontar situaciones de manera diferente.

Con esta experiencia no quiero obligarlas a decir o a creer de inmediato, solo contarles lo que ha sido mi experiencia relacionada con el trabajo de las energías y los chacras, que permiten equilibrar nuestro cuerpo y con ello nuestras vidas. ¿Lo intentarías? ¿Qué pensarías si te dicen que la salud de tu pequeño depende de tu bienestar?

You may also like