Home Crianza Enamorada de mis hijos y criándolos sin pretender que sean perfectos

Enamorada de mis hijos y criándolos sin pretender que sean perfectos

written by Lisette Riccelli 30 Septiembre, 2017
LisYsusHijos

Enamorada de mis hijos y criándolos sin pretender que sean perfectos

La formación diaria de la educación basada en principios morales y formativos en el hogar son la base de una sociedad culta y limpia, con seres humanos auténticos en principios basados en los valores.

La Urbanidad y la etiqueta pueden, aunque parezca superficial, abonar a que esta formación diaria mezcle lazos fuertes entre intentarlo y hacerlo. Porque cuando un individuo reincide en una actividad cualquiera que sea, se crean hábitos que irremediablemente forman no solo el carácter si no también su personalidad.

Ser madre es como enamorarte por primera vez cada día. A no ser que podamos lograr ser objetivas y conscientes, podremos lograr darle a nuestro hijo lo que realmente necesita para ser una mejor persona cuando ya no estés allí. Para una madre es casi imposible aceptar que nuestros hijos hagan algo mal o enfrenten de manera negativa alguna situación, aunque todo apunte hacia lo ocurrido.

Yo recuerdo cuando mis hijos estaban muy pequeños, en el área donde vivía, me dijeron en más de una ocasión lo siguiente: ¿Ustedes son Colombianos verdad? Porque los Colombianos son los que le enseñan a decir a los bebés gracias primero que mamá.

Eso, aunque parezca tan efímero o vacío, me hizo reflexionar en la manera cómo iba a criar a mis hijos. Quiero aclarar que no tengo hijos perfectos, todo lo contrario, batallo mucho con su formación, porque a veces parece que no entienden lo que significa: Si coges un plato lávalo. (Sonrío).

Sin embargo, si intento formar individuos autónomos, con coherencia en el contenido de sus palabras y sus actos, y los preparo para enfrentar la vida si yo no estoy. Eso curiosamente también fue algo que escuche en una ocasión: Cría a tus hijos para que alguien más se pueda hacer cargo de ellos cuando tú no estás, y hablo de un día de trabajo, una noche de salida con el esposo, o cualquier otra situación, donde tú no estés por lo menos por dos horas.

Así que estas dos frases o principios crearon un eco en mi idea de cómo criar a mis hijos. Una vez más no son perfectos, sin embargo, he puesto en ellos la huella imborrable de lo que necesitan ser para convertirse en mejores personas cada día, y se los recuerdo cada vez que puedo.

Una de mis frases favoritas es: ¡Actúa como si estuviera viéndote! Si va al cine con sus amigos, o están en la casa de alguno de ellos, esto debe estar en su mente tan grabado como su respiración. Cruzo los dedos porque así sea.

Quiero que entiendas que esto es solo una reflexión, en realidad no hay ninguna situación, sistema o actividad perfecta que pueda garantizar que nuestros niños crezcan exactamente tal y como lo deseamos, sin embargo el hecho de implantar en sus mentes y corazones una formación objetiva real basada en las circunstancias del mundo en donde viven y no en nuestra única manera de idealizar su espacio, definitivamente les permitirá acercarse a este estilo de vida que además le ofrece al mundo gozar de profesionales honestos, trabajadores éticos, servidores amables, etc; pero sobretodo líderes organizados y confiados en ellos mismos, que le permitirán también a otros aprender a destacarse en un estilo de vida saludable, y todo esto gracias a ti.

Como siempre digo todo empieza en mí. Si estás enamorado de tu hijo(a), pregúntate de qué estas
enamorada, y entonces iniciemos esa búsqueda por perfeccionar el amor y el comportamiento social que les hará ser mejores individuos en una sociedad donde no exista el bullying, la traición, el chisme, y el aburrimiento. Una vez más eso si es posible y es creado a través de las condiciones que le impongas desde la urbanidad en la casa, el respeto por los demás, la compasión y el amor.

Cuida tu reflejo mamá, y recuerda que los hábitos al igual que las palabras diarios crean nuestra
personalidad y nuestro carácter.

You may also like