Home Tendencias & Perfiles Katalina, una joven latina que trabaja por los refugiados sirios

Katalina, una joven latina que trabaja por los refugiados sirios

written by Iris Castillo 6 Febrero, 2017
Katalina Galeano

Me imagino que aunque algunos no estén muy pegados a las noticias, en algún momento habrán escuchado sobre la situación que se vive en el medio oriente y la cantidad de personas  que buscan refugio en otros países, al punto de arriesgar sus vidas y la de sus familias.

Lo cierto,  es que cada dia miles de refugiados están saliendo de sus naciones para encontrar seguridad en Europa. Hombres, mujeres y niños, todos con una necesidad inmensa de ayuda.

Por eso hoy quiero compartirles la historia y resaltar la increíble labor de Katalina Galeano, una joven latina quien es misionera cristiana y que desde los 19 años (hoy día tiene 21) forma parte de “Juventud con una Misión”, una organización con sede en Biarritz, Francia que recibe y ayuda a refugiados, la mayoría migrantes provenientes de Siria.

Katalina no es madre, pero ayuda a diario a muchas madres, a niños y familias enteras. Ella habla bonito, pausado, respira paz y transmite mucha tranquilidad. Y es que supongo que se necesita una alta dosis de todo eso para estar involucrada en una misión de tan alto calibre. Pude escucharla personalmente en Noviembre del 2016 antes que ella regresara a Francia y la entrevista que leerán a continuación es solo una pequeña parte de su historia.

La Entrevista

¿Qué te motivó a trabajar con los refugiados?
Suena muy cliché pero realmente el trabajo no comenzó por motivación propia. Mientras veía las noticias a mediados de Septiembre del año 2015, yo simplemente oraba por los cientos y cientos de personas que veía saliendo de un ambiente de guerra y miseria, y fue Dios quien me dio compasión por los refugiados a través de la oración.
Como formo parte del personal de una organización misionera que entrena y envía a jóvenes adultos a diferentes partes del mundo, siempre acostumbramos a tener tiempos de intercesión en donde oramos por lo que está sucediendo. Sea política, crisis de diferentes facetas, por países específicos, etc. Durante el mes de Septiembre del año pasado oramos muchísimo por los refugiados Sirios. Me acuerdo que durante un tiempo en particular Dios habló a varios de nosotros muy claramente que fuéramos a ayudar.
Lo que me pareció increíble fue que ese mismo día los líderes de nuestra organización recibieron un mensaje de la nada de un contacto que se encontraba en Lesvos, Grecia. De alguien que específicamente estaba ayudando en medio de la crisis: repartiendo comida, cobijas, y ropa en un campamento que recibía cientos de refugiados todos los días. El contacto lo que solicitaba a los líderes era que enviáramos  equipos a ayudar porque necesitaban más personas.
Así que en 24 horas enviamos al primer equipo, quienes trabajaron en Lesvos por el mes de Octubre. Tuve el placer de liderar el segundo equipo que salió en Noviembre. Y fue de ahí en adelante en donde comenzamos a enviar equipos y me encontré trabajando en medio de una crisis de refugiados en Europa, específicamente en Grecia. No solamente involucrándome personalmente en este tipo de labor o ambiente, pero con la organización con la que estoy en Francia, comenzamos a movilizar y enviar a otros de la iglesia local en todo el mundo.

¿Qué significa para ti ser misionera?
Para serte franca no me considero una misionera. Se que lo que hago podría resumirse o categorizarse en esa palabra, como un enfoque o profesión. Pero realmente soy alguien que a lo largo de su corta historia de 21 años ha buscado la verdad, y en esta búsqueda ha encontrado que la única verdad en esta vida se resume en un Dios de amor que nos redimió, viniendo a la tierra, dándonos el ejemplo perfecto de cómo vivir, con el simple principio que se basa en creer y compartir estas buenas noticias.

En toda área de mi vida, con toda persona con quien me encuentre, sea en política, trabajos humanitarios, negocios o en simples conversaciones. En cualquier quehacer y con cualquier persona, ser misionera es vivir los mandamientos de Jesús en nuestro diario vivir.

¿Cuál es tu labor dentro de la Organización ? 
Mi trabajo principal con la organización es en la parte administrativa, procesando las aplicaciones para personas que quieren venir a apoyarnos por términos cortos y largos. Registrando nuestras escuelas de discipulado, respondiendo correos electrónicos y manejando toda la correspondencia que es casi toda en francés.
Durante varias temporadas del año lidero o formo parte de equipos que salen a trabajar con diferentes ministerios por términos cortos. Apoyado a ministerios que trabajan con niños gitanos en Marseille (Francia), con otros que trabajan en contra del tráfico humano en Bruselas (Bélgica) y, con refugiados en Lesvos (Grecia). Pero realmente mi día a día podría resumirse en muchísimo trabajo de oficina. Que es la columna que sostiene a todos los ministerios en nuestra base para poder ver jóvenes adultos continuamente conociendo a Dios y dándolo a conocer en las naciones.

¿Cómo es tu día a día?
Día a día dentro de la misión siempre hay cosas que cambian, pero la mayoría de los días creo que la estructura es más o menos la misma. Comienzo el día preparándome, desayuno, luego nos reunimos para leer un devocional y orar unos por los otros. Después nos dirigimos al edificio principal que llamamos “la base” a un tiempo de adoración o intercesión en donde oramos por diversas cosas que están pasando en el mundo.
Luego cada uno va trabajar en su ministerio: Escuelas de discipulado, Ministerio de surf y deportes, los del ministerio de música se reúnen a traducir y grabar canciones entre el Inglés y el Francés para compartir con iglesias en Francia, tenemos un ministerio que tiene como misión ser una plataforma de envío a la iglesia local a diversos países de Europa así que ellos comienzan a responder los emails que vienen a través del sitio web ywamrefugeecircle.com, otros van a la cocina  a preparar los alimentos, otros al área de oficina a trabajar en el área de comunicación, contabilidad y entre otras áreas administrativas.

¿Has sentido que tu vida ha estado en peligro en algún momento? 
Honestamente nunca me he puesto a pensar en eso, Creo que siempre van a existir peligros, aun en los lugares que consideraríamos los más “seguros” o “cómodos”. Algo que aprendí de una prima muy querida que salió una vez en una misión al Medio Oriente fue que “el lugar más seguro es dentro de la voluntad de Dios”.
Siempre hay riesgos, y desafortunadamente no podemos controlar o anticipar las decisiones de otros. Pero con este principio claro en cuanto a la dependencia en Dios y en su dirección, nunca me he sentido en peligro porque Dios siempre me ha mostrado que está conmigo.

¿Podrías relatarnos un corto testimonio sobre alguna familia que se haya reencontrado con los suyos a través de ti, del trabajo que haces y/o de la organización?
Desafortunadamente hay muchos que pierden su familia a lo largo del camino y no es tan común ver familias que no estaban juntos desde el principio reencontrarse otra vez ya para cuando hayan llegado a Europa. No puedo decir que tengo una historia acerca de un encuentro de este tipo. Pero si puedo compartir miles de historias sobre la belleza que Dios puede traer en medio de casos tristes de pérdida y profundo quebrantamiento en donde personas que conocen a Dios han compartido las buenas nuevas con muchísimos de estos casos, viendo la esperanza de Cristo en los campamentos y una nueva familia reconstituyéndose.

¿Cómo es tu vida  lejos de tu familia? 
Me gustaría estar con mi familia. Tengo mi familia de sangre al otro lado del mundo en los Estados Unidos, tengo también a mi familia de crianza en Costa Rica, tengo amistades en otros países que quiero muchísimo y que extraño. Pero nada se compara con vivir en la plenitud de una vida con Dios y mi amor por Él sobrepasa el amor por mi familia, sin importar cuánto los quiera y eso que los quiero muchísimo como no te imaginas.

Si quieres apoyar esta labor humanitaria
A Katalina todavía le quedan 2 años mas en Francia. Ella y todos los que forman parte de la organización “Juventud con una misión” trabajan como misioneros voluntarios y se sostienen por medio de donaciones.

Si quieres ayudar a que Katalina continúe con esta labor humanitaria aqui te dejo los enlaces:
www.paypal.me/KatalinaG
A través de su iglesia local:  ciforlando.securegive.com/
**Con esta opción necesitas ir a categoría de Misiones y escribir en Notas que es para Katalina Galeano
Pueden contactar a Katalina a través de su e-mail: elise.galeano@gmail.com

You may also like